Tomame como el tequila de golpe y sin pensar







Muchas Gracias =)

Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo diría "te quiero" y no asumiría, tontamente, que ya lo sabes.








Noche de lluvia donde las gotas golpean sobre las ventanas y las empañan, noche de tranquilidad. me encuentro en las penumbras de una habitación cálida con un té entre las manos, sentada en frente de un monitor esperando las respuestas de mis contactos en el msn.

escucho música con los auriculares, música que me enternece el corazón, temas de amor.

abro un archivo guardado en el word y prosiguió mi historia, esa misma historia que comencé meses atrás, no me acuerdo realmente cuantos, serán alrededor de 8 meses atrás. leo atentamente la narración y cambio la gran mayoría de las partes del relato, por el hecho de que la historia de amor de mi vida real cambio y por lo tanto me pareció apropiado cambiar el enfoqué de la historia, esa historia que con tanta amargura escribí una noche transmitiendo sentimientos de soledad, tristeza, desilusión, desbordada de hechos que reflejaban mentiras tras mentiras, enredos, malentendidos, peleas, discusiones. borro párrafos enteros y los entierro en el olvido para darle paso a los nuevos momentos que reflejaban el asomo de la felicidad.
releo y escribo sin parar durante varios minutos que se convierten prontamente en hora hasta poder llegar al final de la narración por el momento, el resto lo escribiré más adelante cuando las cosas cambien nuevamente, solo plasme en un archivo los cambios, sentimientos del presente y del futuro hablare mañana.
Es increíble como las cosas cambian continuamente hoy estamos en una posición y mañana en otra posición y depende cómo,dónde y qué sentimientos tengamos cambia nuestra perspectiva de la vida cambia positivamente como no.


2 comentarios:

Ela dijo...

uff cambio y cambio
igual seria algo monotono sin ellos no crees?
besitos

Marina dijo...

La verdad que tenés razón hoy puede ser una cosa, hoy puede ser otra, pero al fin de cuentas... Todo cambia, nada permanece..

Muy lindo blog!

Besos